¿Sabes si tu negocio es rentable o no? Analiza tu flujo de caja neto

Si tienes un negocio, es esencial que comprenda los flujos de efectivo para asegurarte de que tu empresa sea rentable y tenga suficiente capital disponible. Tu flujo de caja neto puede cambiar de mes a mes, por lo que es importante calcularlo regularmente para tener una imagen precisa del éxito de su negocio. El flujo de efectivo neto es la diferencia entre los pagos en efectivo y los recibos de efectivo de una empresa. Generalmente se calcula mensualmente y lo encontrarás en el estado de flujo de efectivo de la compañía. Si una empresa tiene un flujo de caja neto fuerte y positivo mes tras mes, se considera que es financieramente fuerte, al menos a corto plazo. Si, por otro lado, tiene un flujo de caja débil o incluso un flujo de caja negativo (está perdiendo dinero), entonces es financieramente débil e incluso puede estar en peligro de quiebra. El flujo de caja neto proporciona los fondos que una empresa necesita para expandirse, para invertir en investigación o en nuevos equipos o para pagar dividendos o reducir la deuda. Y al conocer bien el comportamiento de tu flujo de caja te dará una idea de qué tan viable y / o necesario sería el recurrir a un financiamiento para PYMEs. Si todo va bien y estás financieramente fuerte, te puede ayudar a crecer, por el contrario te encuentras  financieramente débil te puede servir para darte un impulso siempre y cuando realices un buen plan de trabajo. a) Cálculo Aunque puedes encontrar el flujo de efectivo neto en los estados de flujo de efectivo de las empresas, calcular el flujo de efectivo neto es simple. Solo necesitas saber cuánto ingresó una empresa y cuánto pagó en un período determinado. Aquí está la ecuación: Flujo neto de efectivo = Recibos de efectivo – Pagos en efectivo (durante un período de tiempo) Otra forma de ver el flujo de efectivo neto es considerar el Estado de Flujos de Efectivo y sus tres partes diferentes: que incluyen: Flujos de Efectivo de Actividades Operativas, Flujos de Efectivo de Actividades de Inversión y Flujos de Efectivo de Actividades de Financiamiento. Cuando desarrollas el estado de flujos de efectivo, el total es el flujo de efectivo neto de la empresa. Llega a esta respuesta agregando los resultados de cada una de las tres partes diferentes de la declaración: Flujos de efectivo netos = Flujos de efectivo de actividades operativas + Flujos de efectivo de actividades de inversión + Flujos de efectivo de actividades de financiamiento b) Flujo de caja neto bajo o negativo Como se describió anteriormente, una empresa que tiene un flujo de caja neto débil o un flujo de caja neto negativo podría estar en problemas. Sin embargo, aunque una empresa no puede mantener un flujo de caja neto deficiente por períodos indefinidos, unos pocos meses de este tipo de resultados pueden no ser una señal de peligro, especialmente si hay una buena razón para los resultados. Por ejemplo, una empresa podría tener un flujo de caja neto bajo porque está invirtiendo en nuevos equipos caros o está pagando por una nueva planta de fabricación. En estos casos, el potencial alcista una vez que el nuevo equipo o instalación comience a generar ingresos puede ser mayor que la desventaja de un balance temporalmente deficiente. Sin embargo, un flujo de caja neto que se está reduciendo mes tras mes podría indicar una caída en las ventas o una disminución en el margen de beneficio, lo que obviamente no son buenas señales para un negocio. Si estás administrando un negocio, asegúrate de comprender cómo calcular el flujo de caja neto para asegurarte de que tu negocio sea tan rentable como crees que es.

Es mamá la primera y principal promotora de los alimentos a consumir en casa…

Es interesante ver cómo nos movemos ante los estímulos visuales (si se ve rico o bonito nos atrae de forma inmediata), también somos grandes consumidores de lo que para nuestro olfato huele delicioso y bueno… esto nos lleva a decir que todos nuestros sentidos son captados ante un producto o servicio cuando lo vemos. Y esto lo saben muy bien tanto los empresarios que lanzan un producto como las personas de marketing que buscan posicionarlo. En casa, mamá es quien debe realizar esta labor de presentación y marketing cuando ofrece sus platillos a los consumidores (familia) y más cuando éstos son exigentes (por no decir remilgosos o difíciles de que acepten ciertos alimentos). En casa tengo un hijo que si le presento un platillo dulce o saldo se lo come sin chistar… bien puede comer piedras con chocolate y él feliz. Mi esposo… come todo y de todo… yo soy feliz con eso. No así el más pequeño… difícil consumidor desde bebé que le pone todos los peros habidos y por haber a las cosas: que si el sabor, que si el color, que si la textura, que si es frío que si es caliente. Me recuerda a una canción de Cri-Cri je. Bueno, el caso que para lo que no le pone ningún pero es para comer pan y todos los dulces que ve. Sí, ya me estarás diciendo que así son muchos niños o que posiblemente lo malcrié y bueno, hemos puesto mucho empeño en casa para que coma al parejo de la familia y moderarle (por no decir quitarle de la vista y de la casa sus productos favoritos). No ha sido una tarea sencilla pero vamos ganado terreno cada vez que come algo más de la mesa y lo sigue haciendo al siguiente día. Algo que estoy haciendo para satisfacer su gusto por lo dulce es sustituir esos dulces industrializados que tanto le atraen por cosas más nutritivas y / o caseras. Comienzo con la fruta… en México nos consideramos afortunados de que contamos con una amplia variedad de frutas durante todo el año y en ciertos lugares incluso las podemos encontrar muy frescas. De hecho estamos acostumbrados a consumir la fruta de temporada lo que hace que el abanico sea amplio durante el año. Y bueno… noté dentro de esto del marketing que hacen donde han denominado a ciertas frutas y verduras como superalimentos (en mi humilde opinión todos son super… ¿tu qué opinas? Unos más otros menos pero todas te aportan algo rico y diferente en nutrimentos). De hecho me llama la atención que cualquier lista de superalimentos seguramente contiene una “fruta exótica del año”. Estos podrían ser todos los tipos de bayas, noni, fruta de la pasión, rambutan o granada, por mencionar algunas. Estas frutas son saludables, sin embargo no son más saludables que otras frutas menos exóticas (y por lo tanto menos costosas) como los arándanos por dar un ejemplo. Algunas de estas frutas pueden ser particularmente densas en ciertos tipos de nutrientes. La granada por ejemplo, que es una fruta de temporada posee un atributo interesante que es el elagitaninos (ácido elágico), sin embargo, este mismo atributo lo encontramos en las frambuesas rojas, que posiblemente son tan deliciosas como la granada. Lo que las convierte en una rica fuente anticancerígena. Y bueno, otra cosa que hago en casa es prepararles postres con la menor cantidad de cosas aditivas y con productos lo más naturales posible. Por ejemplo les preparo palanquetas hechas con semillas, miel y cacao que tienen un gran éxito en casa. Y bueno, regresando al tema de marketing… en el medio son reconocidas como barra energética o barra de proteína y para subirme a ese tren, justo así se las presento a mi hijo el más pequeño y mira que sí funciona 🙂

Consejos para ayudarte a comprar un techo para tu área de piscina

Puede que haya pasado el verano, pero eso no significa que bajes la guardia cuando se trata de protegerte del sol. El hecho es que, independientemente de la temporada, se registra un índice UV y aún puedes quemarte. Desafortunadamente, aquellos que tienen la suerte de tener una piscina en su patio trasero están más expuestos. Es decir, a menos que, por supuesto, hayan colocado toldos o sombrillas. Si tu idea es la de comprar un sombra adecuada, entonces hay algunos consejos que podemos brindarte para garantizar que elijas lo que mejor proteja a tu familia. Saber qué buscar puede marcar la diferencia. a) Consejos de diseño El primer consejo al elegir el techo adecuado es pensar en el último diseño. Esto es lo menos importante. Obviamente, la estética de un hogar es importante, Sin embargo, en 2019, tanto los toldos como los paraguas al aire libre están diseñados para lucir geniales. Entonces, independientemente de lo que determines, ten la seguridad de que agregarás un toque refinado al área de piscina. Lo importante es obtener el techo adecuado para tus necesidades y puedes hacerlo . b) Consejos de ubicación El tipo de techo que elijas dependerá de la ubicación donde desees colocarlo o instalarlo. Si desea instalarlo en una posición fija, puedes elegir un techo con un perno hacia abajo o una base enterrada si se trata de una sombrilla o con un brazo invisible para expandir y retraer si se trata de un toldo. Sin embargo, si deseas la flexibilidad podrás elegir la opción con una base portátil. c) Consejos de tamaño Es importante comprar un techo que ofrezca sombra adecuada, de lo contrario, ¿de qué sirve tener uno? Mira el área que deseas sombrear y toma medidas para conocer los metros cuadrados. d) Tipo de puntas de paraguas Cada tipo de techo te ofrecerá algo un poco diferente. Los toldos son ideales cuando tu área se encuentra cera de la pared, así podrás pensar en colocar uno fijo o aquel que se mueva con los brazos. O bien, un paraguas giratorio en voladizo es uno de los mejores tipos de paraguas para usar alrededor de una piscina. Otros tipos de sombrillas que son ideales para usar como sombrilla de piscina incluyen una sombrilla de poste lateral, que es similar a una sombrilla en voladizo pero sin las características de inclinación y la sombrilla en voladizo de múltiples máscaras, que es ideal para crear el aspecto o el sombreado del resort áreas más grandes Un techo para tu patio o área de piscina es una de las formas más económicas de proteger a tu familia contra los rayos UV durante todo el año. Si está buscando adaptar un techo, recuerda primero olvidar cómo se ve y considerar dónde deseas sombrear y si necesita sombra portátil o fija. Mide el área y elige un tamaño de techo que ofrezca una cobertura adecuada y considera un techo que tenga las mejores condiciones en cuanto material y particularmente en la calidad de telas.